Suturas quirúrgicas

de Atramat
Agotado
$ 50.00
Contáctanos
Ácido poliglicólico

Descripción

La sutura quirúrgica absorbible PGA Atramat, está compuesta de filamentos de homopolímero de ácido glicólico, trenzada, estéril y absorbible por medio de un proceso de hidrólisis. La hebra contiene un recubrimiento de policaprolactona y estearato de calcio, las sustancias contenidas en la hebra y en el recubrimiento no son colágenos no alergénicos, no antigénicos y no tóxicos, Se encuentra disponible en color violeta.

La sutura quirurgica absorbible PGA Atramat* cumple con todos los requerimientos establecidos por la Farmacopea de los Estados Unidos (USP) y la Farmacopea Europea (EP).

Condiciones de Almacenamiento

El producto debe protegerse de la acción directa de la luz solar y del calor, conservándose en el envase original en lugares limpios y secos, a una temperatura de entre 15-30 °C (288-303 K) y humedad relativa menor a 65%. 

    Indicaciones de Uso

    La sutura quirúrgica absorbible PGA Atramat está indicada para uso general en aproximación y/o ligadura general de tejidos blandos, así como para procedimientos oftálmicos pero no está indicado su uso en procedimientos cardiovasculares, neurológicos o microcirugía. La sutura a utilizar dependerá del estado general del paciente, experiencia quirúrgica del cirujano, técnica quirúrgica y de la herida a cerrar.

    Modo de Acción

    La sutura quirúrgica absorbible PGA Atramat® puede provocar una mínima reacción inflamatoria en tejidos, la cual va seguida de la encapsulación gradual de la sutura por tejido conjuntivo fibroso. La pérdida gradual de la resistencia a la tensión y finalmente la absorción de la sutura ocurre por medio de un proceso de hidrólisis, donde el polímero se degrada produciendo ácido glicólico el cual es absorbido y metabolizado por el organismo. La absorción se inicia por la pérdida de la resistencia a la tensión, seguida por la pérdida de masa.

    Estudios de implantación en animales indican que la sutura quirúrgica absorbible PGA Atramat retiene más de 70% de su fuerza tensil original a la segunda semana, alrededor del 50% a la tercera semana. Su absorción se completa aproximadamente entre 60 y 90 días.

      Estéril, siempre y cuando el empaque primario no este dañado.

      Contraindicaciones

      La sutura quirúrgica absorbible PGA Atramat no deberá utilizarse en la aproximación de tejidos que requieran períodos largos para su cicatrización. No deberá utilizarse en procedimientos cardiovasculares, neurológicos y de microcirugía.

      Reacciones Adversas

      Las reacciones adversas asociadas con el uso de la sutura quirúrgica absorbible PGA Atramat incluyen: dehiscencia de la herida, soporte inadecuado de la herida en zonas que se produce expansión, estiramiento o distensión o en pacientes que experimentan una cicatrización de la herida más lenta, fibrosis o granulación del tejido, así como la formación de seromas, irritación local transitoria en la zona de la herida, reacción inflamatoria transitoria ante cuerpos extraños, formación de cálculos cuando exista contacto prolongado con soluciones salinas (urinarias y biliares), la sutura quirúrgica absorbible PGA Atramat puede agravar una infección bacteriana existente.

      Advertencias

      Antes de utilizar la sutura quirúrgica absorbible PGA Atramat® para el cierre de heridas, el usuario debe conocer a fondo los procedimientos y técnicas quirúrgicas, así como las técnicas de cierre aplicables a suturas absorbibles, ya que el riesgo de dehiscencia de la herida varía en función de la zona de aplicación y del material de sutura utilizado. Para el manejo de heridas infectadas o contaminadas se deberá seguir técnicas quirúrgicas adecuadas, el usuario deberán tener en cuenta los factores específicos de cada paciente en relación con el proceso de cicatrización in vivo.

      El cirujano debe considerar el uso de suturas complementarias no absorbibles o la inmovilización de articulaciones mediante un soporte externo para el cierre de zonas que requieran soporte adicional por ejemplo zonas sometidas a expansión, distensión. Al utilizar la sutura quirúrgica absorbible PGA Atramat se debe cuidar de no ocasionar daño al material, no aplastar o deformar el hilo de sutura al utilizar porta agujas o instrumental quirúrgico.

      Al utilizar suturas absorbibles en tejidos de baja irrigación sanguínea, debe considerarse que puede ocurrir un retraso en la absorción de la sutura.

      La sutura quirúrgica absorbible PGA Atramat se debe aplicar en piel solo de forma subcuticular colocándose lo más profundo posible a fin de minimizar eritema. Se recomienda utilizar la técnica adecuada de anudado de acuerdo a las circunstancias quirúrgicas y la experiencia del cirujano, se recomienda realizar nudo cuadrado con 2 03 lazadas adicionales y dejar los cabos del nudo a 2 6 3 mm de longitud.

      Precauciones

      El uso de la sutura quirúrgica absorbible PGA Atramat puede ser inapropiado en pacientes inmunodeprimidos ya que puede retrasarse el proceso de cicatrización de la herida.

      No reutilizar, las suturas quirúrgicas por ser un dispositivo médico implantable, se presentan estériles para un solo uso. En caso de que alguna parte de la sutura no se utilice al finalizar la cirugia se deberá desechar. Las suturas quirúrgicas absorbibles están disponibles para un solo uso en la cirugía, por razones de asepsia no deberán ser reutilizadas, ya que podría contravenir en la técnica Quirúrgica y poner en riesgo al paciente con una posible infección. La sutura quirúrgica absorbible PGA Atramat no deberá re esterilizarse por ningún método ya que puede provocar una alteración importante en la estructura

      química o física y poner en riesgo al paciente (alteración o pérdida de la resistencia tensil, degradación prematura o un mal funcionamiento)

      No utilizar la sutura quirúrgica si el empaque se encuentra abjerto o dañado, ya que se habrá perdido la esterilidad del producto

      Al suturar, se debe sujetar en el área comprendida entre el tercio y la mitad de la distancia entre el extremo de unión con el hilo y la punta, evitando así dañar la aguja quirurgica. Al ser sujetada por la zona de unión con el hilo podria romperse el cuerpo de la aguja o la propia sutura en la zona de la unión con el hilo Cuando se altera la configuración de las agujas puede provocarse una disminución de su resistencia y romperse provocando cirugías extensas o adicionales o bien fragmentos residuales de agujas en el paciente, por ejemplo enderezar las agujas puede disminuir su resistencia o romperse. Se deberá desechar el material de sutura sobrante Las agujas se deben desechar en recipientes especiales para objetos punzocortantes.

      Desechar todo material contaminado siguiendo los procedimientos hospitalarios habituales y las precauciones para desechos biológicos infecciosos, de acuerdo a la legislación aplicable vigente de cada país.

      Fecha de caducidad: 5 años a partir de la fecha indicada en la etiqueta.

      Esta información no es referencia de técnicas quirúrgicas, está diseñado para asistirle en el uso del producto.